Red Corona – cable de altavoces

Red Corona estableció el estándar de referencia para los cables de altavoz. Aquí se han utilizado los mejores materiales y soluciones. Los conductores calientes y de retorno de cada canal están separados.

Esto permitió eliminar casi a cero los efectos nocivos de los campos magnéticos en la señal que fluye entre el amplificador y los altavoces, así como minimizar las pérdidas resultantes de la inestabilidad mecánica de los conductores.

El cobre utilizado para su producción tiene el más alto estándar de calidad y una sección transversal significativa de 9 awg. Además de un sólido apantallamiento, raramente utilizado en este tipo de cable, y excelentes terminaciones CMC, de cobre.


Por encima de todo lo musical, en muchos sistemas los cables de altavoz Red Corona pueden resultar la solución definitiva, independientemente del precio.

Especificaciones:

  • Conductores: cobre monocristalino puro 9 AWG, protegido contra la oxidación
  • Dieléctrico: Teflón
  • Conductores calientes y de retorno separados para cada canal
  • Blindaje: Cobre estañado
  • Terminaciones: horquilla CMC Swiss Cu cubierta con una capa de plata u oro, plátano CMC 0568 Ag
  • Longitudes estándar: 2×2 m, 2×2,5 m, 2×3 m

Serie Red Corona

La nueva serie Red Corona no sólo parece un producto de alta gama. También havían hecho todo lo posible para mejorar sus aspectos sonoros con respecto a su predecesor y convertirlo en una propuesta aún mejor para su rango de precios.

Los conductores utilizados en las construcciones de Red Corona son de cobre puro monocristalino del más alto nivel de calidad, obtenido en tecnología OCC. El dieléctrico es el aire. Los cables Red Corona se distinguen de sus predecesores evolutivos por varias soluciones que hemos trasplantado de nuestra serie Himalaya de alta gama.

Esto permitió eliminar casi a cero la dañina influencia mutua de los campos magnéticos en los conductores. Entre otras cosas, gracias a que las interconexiones Red Corona se caracterizan por una capacitancia relativamente baja y la ausencia de desplazamiento de fase.

También hemos prestado mucha atención al aspecto de la amortiguación de las vibraciones generadas durante el flujo de corriente. Como es habitual, utilizamos los enchufes de mayor clase para las terminaciones de los cables.

El resultado es un cable que, para los sistemas más exigentes, puede ser su toque final.